Pages

Ronda 2: Diagonal Mar 5.5 - Tres Peons F 2.5

Después del previsible batacazo de la ronda anterior, al DIM le convenía ponerse las pilas y sacar tajada de la visita del Tres Peons F.
Las perspectivas no eran demasiado halagüeñas, pues se contaba con las bajas de Antonio Torralba, Joan Guinjoan y Miquel Abelló, y se tuvo que recurrir a la cantera (léase Alexander, Primitivo y Felipe) para completar el octeto. Eso sí, el primo de Joan Gracia nos ofreció su apoyo incondicional durante toda la contienda. Más tarde apareció el siempre variopinto Carles Godesard.
La tarea de delegación volvió a correr a cargo de Antonio Ríos y no se registraron incidencias en el transcurso del match.
El asunto pintaba bien tras la rápida victoria de Antonio Ríos, seguida por la de Antonio Pérez. Enrique López volvió a dar la de arena. Luego se sumaron a la fiesta Joan Gracia e Iván Pérez, con lo que estaba asegurado, al menos, el empate. Primitivo no pudo mojar en su debut, pero Alexander Pimentel, seguramente guiado por los cantos gregorianos, logró unas milagrosas tablas, ante un rival muy apremiado por el tiempo. Y para celebrarlo por todo lo alto, Felipe Cascales se anotó un más que sufrido punto.
Iván Pérez ganó sin problemas, ya que su rival tuvo que sacar el rey de paseo en la misma apertura. Posteriormente acabó de rematar la faena con un (¿necesario?) sacrificio de caballo.
Antonio Pérez recurrió a su habitual planteamiento conservador. Ante tal despliegue de pasividad, su rival intentó ganar demasiado rápido, pero se complicó y tuvo que entregar dos piezas por torre y, poco después, abandonar.
Joan Gracia vivió un ratito con peón de menos pero, tras un error de su contricante (de esos que él mismo califica con "??"), se encontró con pieza de ventaja.
Antonio Ríos superó con bastante facilidad y rapidez a un oponente que abusó mucho de mover varias veces la misma pieza.
Enrique López dispuso de iniciativa durante buena parte del combate, pero al final se echó demasiado para atrás y recibió un mate cochinero.
Alexander Pimentel se las vió contra un adversario que llegó tres cuartos de hora tarde, pero no supo aprovechar dicha ventaja y sólo pudo conseguir unas trabajadísimas tablas, eso sí, decisivas.
Primitivo Corral fue lidiando con acierto hasta que perdió pieza. El juego de Primi no es aún equiparable a su bella caligrafía.
Y Felipe Cascales jugó el final más atinadamente que su contrincante.
Esto ha sido todo hasta nuevo aviso.

Crónica de Antonio Ríos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Club d'Escacs Diagonal Mar ofrece a sus lectores la posibilidad de comentar las noticias que se publican en nuestra web. El tono de los mensajes debe ser respetuoso. No se admitirán insultos ni faltas de respeto.