Ronda 8: Barcelona C 2 - Diagonal Mar 6

El DIM rendía visita al club decano de la competición, el Vulcá, que esta temporada succionó al Barceloneta, formándose así el Barcelona C. E.
Los deberes ya se habían hecho en la ronda anterior, y con buena nota, ganando al Mollet y asegurando la permanencia. Era, pues, el momento de que las grandes estrellas de nuestro club se dedicaran a otros asuntos de orden metafísico y dieran entrada a los demás terráqueos. Esto no terminó de cumplirse, puesto que sólo debutaba el jovencísimo Víctor Alvarez, amén de los retornos de Miquel Abelló, Manuel Ortega y José Manuel Fernández. Se conformaba así una alineación marcadamente milsetecientista, que unida a la teórica superioridad del adversario, hacían que esta película amenazara terminar en masacre...
Sin embargo, a la hora de la verdad, el Barcelona se presentó con una formación sensiblemente debilitada en sus últimos tableros, incluyendo dos vacantes. Todo ello facilitó la tarea del DIM y, en especial, la de un servidor. Además, se dio la insólita circunstancia de que ninguno de nuestros jugadores llegó a perder.

Antonio Ríos volvió a asumir el papel de delegado y no ocurrió nada destacable.
Iván Pérez doblegó a un contrincante que primero perdió dos peones y luego la calidad, llegando a un final desesperanzador.
Antonio Pérez tenía el honor de medirse al presidente de la FCE, y su muestra de respeto se tradujo en empate, a pesar de disponer de ventaja estructural.
Antonio Ríos se enfrentaba al peor de los rivales (es decir, el delegado), pero consiguió superioridad posicional, que quedó en nada tras el cambio de damas, y se pactaron tablas después de los intentos inútiles de su adversario para sacar más jugo de un estéril final.
Miquel Abelló jugó la francesa bastante mejor que en anteriores ocasiones e incluso ganó la calidad, pero su déficit de peones propició el reparto de puntos.
Alexander Pimentel tuvo que sufrir mucho para imponerse en el final de peones.
Manuel Ortega supo aguantar con calidad de desventaja las infructuosas acometidas de su rival hasta que, finalmente, se acordó la nulidad.
Y Víctor Alvarez y José Manuel Fernández, que no llegaron a jugar, pudieron disfrutar in situ de este maravilloso evento.

Crónica de Antonio Ríos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Club d'Escacs Diagonal Mar ofrece a sus lectores la posibilidad de comentar las noticias que se publican en nuestra web. El tono de los mensajes debe ser respetuoso. No se admitirán insultos ni faltas de respeto.