Ronda 9: Diagonal Mar 2.5 - Ripollet 5.5

La última ronda de este Por Equipos amanecía lluviosa y tan gris como la primera. Aun así, habían notables diferencias con respecto a aquella distante mañana de finales de enero, en la que el DIM dejó de soñar y empezó a tomar conciencia de la cruda realidad. La más importante era de cinco hermosos puntos. Pocos supervivientes también de aquella mítica alineación: sólo repetían Iván Pérez y Antonio Torralba. Por otra parte, debutaban los jovencísimos hermanos Català. Disponíamos así de un insólito equipo con seis 1700 para enfrentarnos al Ripollet, que tampoco se jugaba nada, y cumplir el trámite.
Antonio Rios actuó de delegado por enésima vez y se contó con la presencia de algunos espectadores, entre los que figuraban Carlos "Unodenueve" Godesard y Enrique López. Quizá pase a la historia que cuatro de los nuestros se dejaron la dama en otras tantas partidas.

Iván Pérez acabó entablando una partida en la que tanto las blancas como las negras pudieron hacer algo más. Al final, posición teórica de empate (rey solo contra peón de torre y alfil malo).
Antonio Torralba se desarrolló mejor que su adversario y consiguió calidad y peón de ventaja. Sin embargo, su rival, con la ayuda de un diabólico caballo, le fue dando poco a poco la vuelta a la situación y se impuso en el final.
Alexander Pimentel perdió un alfil a las primeras de cambio y, poco después, la calidad. Sin tiempo de recuperarse, terminó dejándose la dama.
Primitivo Corral vivió una historia parecida: volvió a tener problemas con la consabida torre negra de marras y acabó perdiendo también la dama.
Felipe Cascales entregó (no se dejó) la dama con abundante compensación y obtuvo un peón pasado que le garantizó ventaja decisiva en el final.
Roger Català disputó un emocionante duelo en el que primero ganó pieza y después se dejó la dama. Pero no se vino abajo y fue recuperando material progresivamente hasta poder anotarse una trabajada victoria.
Marc Català se solidarizó con su hermano perdiendo también la dama, aunque no opuso ninguna resistencia y terminó recibiendo mate.
José Manuel Fernández jugó bastante mejor que en anteriores ocasiones y "sólo" se dejó un caballo, pero no le sirvió de mucho y se anotó una nueva derrota.
A mediodía cesó la lluvia y nos pudimos despedir hasta el año próximo bajo el templado sol de primavera.

Crónica de Antonio Ríos

2 comentarios:

  1. Pobre Gode, hacer 1 de nueve contra los rivales infernales que le han tocado ya tiene su mérito. Y no ha sido el único en su club que ha sufrido...
    Yo he hecho 1,5 de 8 en un torneo de un nivel muy superior al mío y creo que puedo ponerme en su piel.
    ¡Quién pudiera tener rivales sencillos cada semana y hacer 9 de 9! Bueno, mejor no. ;-)

    ResponderEliminar
  2. No te preocupes Gode, que ya ahogarás tus penas en el chino :-P

    ResponderEliminar

Club d'Escacs Diagonal Mar ofrece a sus lectores la posibilidad de comentar las noticias que se publican en nuestra web. El tono de los mensajes debe ser respetuoso. No se admitirán insultos ni faltas de respeto.