Arrancó la primera ronda sin ninguna sorpresa

Un año más, y ya van cuatro, el Social DIM vuelve a iluminar los cielos del firmamento ajedrecístico. En esta ocasión, son veintiséis los intrépidos participantes que aspiran a ofrecer innúmeras epopeyas al resto de los mortales.
Arrancó la primera ronda sin ninguna sorpresa, ya que todos los a priori favoritos lograron sacar adelante sus respectivas partidas. Eso sí, a algunos les tocó sufrir más de la cuenta...
Las primeras incomparecencias, lamentablemente, no han tardado en llegar y, encima, a pares.

En el primer tablero, Iván Pérez consiguió rápidamente pieza de ventaja frente a Manuel Ortega. Sin embargo, en un intento de rematar pronto la partida, Iván efectuó una errónea entrega de torre que le pudo costar la partida. Ortega no fue capaz de aprovechar el regalo y tuvo que abandonar antes de perder la dama.

En el tablero dos, Carlos "Basses" Godesard volvió a su habitual desidia de las primeras rondas y permitió que Primitivo Corral llegase a soñar con arañar algo positivo de la contienda. El despertar fue demasiado amargo para un Primi, que, después de entregar dos piezas por torre, no vió el mate cochinero en una.

En el tercer tablero, un interesante choque entre dos debutantes en este torneo. Juan José Trigas desplegó un fortísimo ataque contra el enroque de Luis Aguilar que éste no pudo neutralizar sin entregar material decisivo.

El tablero cuatro supuso la ganancia del primer punto para Ramón Rebull, ya que su rival no se presentó.
En el quinto tablero, Antonio Pérez se impuso sin problemas al joven Andreu Gironella, que primero entregó dos piezas por torre, luego perdió una torre limpia y, finalmente, recibió mate.

En el tablero seis, Jordi Torres superó a Xavier Gironella llegando a tener una ventaja de tres piezas por torre.

En el séptimo tablero, un servidor acabó prontamente con la resistencia del jovencísimo Carles Roca, que terminó sin dama y con mate.

En el tablero ocho, Antonio Torralba protagonizó la partida más corta de las que se recuerdan por estas contradas y dió mate al jovencísimo Andreu Roldán en tan sólo ocho jugadas.

En el noveno tablero, Joan Guinjoan supo aprovechar su peón pasado para noquear a Carles Sanabre.

En el tablero diez, Pere Climent batió a Roger Sanabre, que acabó sin piezas y casi sin peones.

En el tablero undécimo, Xavier Valera padeció notables apuros de tiempo ante Martí Rebull. Sin embargo, éste último le facilitó las cosas al dejarse la dama.

El tablero doce registró la segunda incomparecencia del día. Punto gratis para el jovencísimo Lluís Zuriguel.

En resumen, no se pierdan las próximas informaciones porque esto no ha hecho más que empezar.

Crónica de Antonio Ríos

1 comentario:

  1. Godesard es un poco diesel, suele ir de menos a más. Su juego irá entonándose, como de costumbre.

    ResponderEliminar

Club d'Escacs Diagonal Mar ofrece a sus lectores la posibilidad de comentar las noticias que se publican en nuestra web. El tono de los mensajes debe ser respetuoso. No se admitirán insultos ni faltas de respeto.