El IV Social Diagonal Mar llega al final con todo por decidir

El nuevo año, que promete ser pródigo en recortes, comieza a tener sus efectos en el Social DIM: en esta ronda sólo se llegaron a disputar ocho partidas. Pero quien no entiende de recortes es Carlos "Emparellador" Godesard, que nunca renuncia a su merecida cuota de protagonismo y, esta vez, amenaza con convertir el sistema "suizo" en "sucio". Sólo Dios sabe si metió la pata o metió la mano, pero Carlitos se aseguró el rival más débil posible para la jornada y, de paso, le endiñó el "hueso" a un servidor, demostrando una evidente falta de consideración con el trencilla.
En el campeonato propiamente dicho, todo continúa igual, con Iván Pérez y Juan José Trigas en lo más alto de la tabla y perseguidos por Jordi Torres, nuestro colega Gode y un sorprendente Miquel Abelló.
Destacar también el ansiado retorno de Primitivo que, por unos días, cambió el ajedrez por la pintura.

En el primer tablero, Iván Pérez no pasó excesivos problemas ante Miquel Abelló, que pronto perdió peón y, más tarde, una pieza.

En el tablero dos, Juan José Trigas se impuso a Xavier Valera. Si bien Xavier consiguió peón de ventaja, y además pasado, lo hizo a costa de la penetración de la torre negra en su segunda fila, con funestas consecuencias.

En el tercer tablero, partida tremendamente alocada entre Antonio Ríos y Jordi Torres. comenzó con un ataque bestial de Jordi contra el enroque de un servidor, que, al final, no llegó a buen puerto. Esto permitió la recuperación de un Antonio que, posteriormente desaprovechó varias ocasiones para ganar y tuvo que doblar la rodilla.

En el tablero cuatro, Carlos Godesard se encontró con el regalo de pieza, por parte de Pere Climent, a las primeras de cambio, y lugo ya fue todo pan comido.

En el quinto tablero, Antonio Pérez y Ramón Rebull firmaron el empate. Pese a que Antonio tenía un peón de ventaja, el final de alfiles de distinto color no daba para más.

En el tablero seis, Antonio Torralba triunfó ante Primitivo Corral. El bueno de Primi calculó mal una combinación y quedó con caballo de menos. A partir de aquí, sólo pudo aspirar a perder más material, eso sí, a gran velocidad.

En el séptimo tablero, Joan Guinjoan descansó gracias a la ausencia de Luis Aguilar.

En el tablero ocho, Manuel Ortega tampoco apareció frente a Martí Rebull.

En el tablero noveno, David Rebull fue recogiendo todas las piezas que Roger Sanabre se dejó por el camino.

Y en el último tablero, me llegaron noticias de la victoria de Marc Lluís Zuriguel ante Carles Sanabre.

Por último, recordar a todos los lectores que la próxima ronda, después de la entrega de premios, se podrá disfrutar de un surtido de especialidades "HACENDAÑO".

Crónica de Antonio Ríos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Club d'Escacs Diagonal Mar ofrece a sus lectores la posibilidad de comentar las noticias que se publican en nuestra web. El tono de los mensajes debe ser respetuoso. No se admitirán insultos ni faltas de respeto.