Pages

Carles Godesard líder en solitario

Nada nuevo bajo el sol y las dos últimas rondas llevan camino de resultar tan interesantes como las reposiciones de "Verano azul". Carlos Godesard ganó, sin más, una vez más, Iván Pérez sigue recibiendo por todos los costados, Antonio Ríos continúa descubriendo nuevas maneras de estropear posiciones ganadoras y el público sigue asistiendo con asiduidad para disfrutar de los comecocos ajenos. En fin, que todo sigue igual.
En el tablero uno, Oscar Ibáñez y su eslava enviaron de excursión demasiado pronto a la dama negra, lo que les costó un peón y una paupérrima posición. Poco después, la liaron aún más entregando un pollino.
En el tablero dos, Joan Turón no jugó al nivel de la pasada ronda, ya que nimzoindianó una semieslava a base de "Tarrascadas" y Jordi Sabater consiguió un peón pasado exterior decisivo en el final de torres.
En el tablero tres, Iván Pérez no quiso morder el "arlequín" de Fernando González y se metió en una "empanada de Viena" que le reportó graves problemas de tiempo y desarrollo.
En el tablero cuatro, Antonio Ríos desempolvó su compendio de aperturas indianas de rey y consiguió poco menos que acorralar a Rafael Bru con sendas torres. Pero no son buenos tiempos estos para el ladrillo, y la burbuja inmobiliaria terminó por reventarle en las narices. Lo que bien empieza, da asco como acaba.
En el tablero cinco, Antonio Torralba apostaba por un plácido planteamiento inglés que le sirvió para ganar peón. Lamentablemente, Joan Marc Turón no estaba por la labor y desmanteló el descuidado flanco de rey blanco por medio de un infante suicida, dejando al monarca en pelotas. O mate o adiós bandera.
En el tablero seis, un Carles Losada bastante parco en ambición desaprovechó increíblemente la ventaja de calidad en un final chupado (y relamido) y cedió las tablas ante Alexander Pimentel.
En el tablero siete, Joan Guinjoan y su desmantelada estructura peonil naufragaron frente a Juan José Jiménez. Incluso podría haberse dado el caso de mate a la descubierta con el rey (cosas que pasan...)
En el tablero ocho, Josep Roca consiguió remontar posiciones en la clasificación a costa de la dejada de pieza de José M. Morán.
Y en el tablero nueve, Primitivo Corral pudo despertar de su letargo gracias a la transfusión de peones por parte de Marc Piera, que no pudo aguantar un final de alfiles de colores opuestos.
¡Que siga la fiesta!

Crónica de Antonio Ríos

Enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Club d'Escacs Diagonal Mar ofrece a sus lectores la posibilidad de comentar las noticias que se publican en nuestra web. El tono de los mensajes debe ser respetuoso. No se admitirán insultos ni faltas de respeto.