Ibáñez y Godesard no dan tregua a sus rivales

En el tablero uno, la "españolada" de Oscar Ibáñez acabó pronto con Marcel Claramunt, que tuvo que ceder un roque a las primeras de cambio.
En el tablero dos, a Joan Marc Turón se le indigestó la "tortilla a la francesa" de Carlos Godesard con masa de peones negros pasados incluída.
En el tablero tres, Rafael Bru no siguió por los cauces de su ambicioso gambito real y acabó entablando con un Iván Pérez bastante pasivo.
En el tablero cuatro, el sicilianero, o sicilianista, o sicilianizador, o silicianizan... (argh!!) Jordi Sabater terminó zampándose el encerrado jaco de Pol Moncunill (oh, Señor, te damos las gracias por los alimentos....)
En el tablero cinco, nimzo-partida de altísima calidad entre Joan Turón y Antonio Ríos, digna de dos aspirantes al título (porque los de arriba no sé lo que aspiran) y que hizo las delicias del público asistente (o las debería haber hecho). Tablas al final porque los peones de torre no coronan (o eso dicen)
En el tablero seis, la Réti de Fernando González bien pudo "rétirar" a Josep Roca del torneo, que no quiso continuar con dos peones de menos.
En el tablero siete, Primitivo Corral sigue sin poder hincar el diente a las sicilianas, que le hacen acabar agonizando. Punto para Antonio Torralba y punto.
En el tablero ocho, Alexander Pimentel sacó tajada después de pasarse a la moda del "monofianchetto".
En el tablero nueve, Carles Losada sólo necesitó de un peonciño para imponerse a José M. Morán.
Y en el tablero diez, Salvador Moncunill sufrió una nueva e incontestable derrota, esta vez ante Juan José Jiménez.
El sábado, un reposo para el cuerpo y el espíritu.

Crónica de Antonio Ríos

Enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Club d'Escacs Diagonal Mar ofrece a sus lectores la posibilidad de comentar las noticias que se publican en nuestra web. El tono de los mensajes debe ser respetuoso. No se admitirán insultos ni faltas de respeto.