Crónica Liga Catalana ronda 1

Tras varias temporadas fichando a jóvenes (y no tan jóvenes) promesas que, al final, sólo se quedaban en eso, el DIM decidió cortar por lo sano y lanzarse al mercato en busca de algún jugador de garantías. Y nada más fácil que ir a pescar al club vecino, es decir, el Colón. Nos hicimos así con los servicios de dos valores seguros como Fernando González y Jorge Albert y, posteriormente, se añadió también Joan Marc Turón (hijo de Joan Turón). Se contaba, asimismo, con el esperado regreso del "hijo pródigo" Héctor López, pero, lamentablemente, esta historia acabó como un remake de "Lo que el viento se llevó" y "En busca de Bobby Fischer". Otros refuerzos fueron Carles Losada, José Manuel Morán, Eduard Neferu y Alejandro Remartínez. Por contra, causaron baja Manuel Ortega y Primitivo Corral.
Con una plantilla tan amplia era necesario crear un segundo equipo para evitar que algunos de los integrantes se hartasen de chupar banquillo. De esta manera nació un filial al que se le bautizó con el original nombre de "Diagonal Mar B" (DIM B, para los amigos) y que terminó apalancado en el grupo I de tercera provincial.
Un equipiño tan sobrado de ELO tenía que aspirar rotundamente al ascenso, pero la presencia de otros gallitos en el mismo grupo antojaba complicada la misión.
En esta primera ronda, el DIM -de ahora en adelante, cuando hable de DIM a secas me referiré al equipo A (no confundir con la pandilla de Mr. T)- visitaba el local del Cerdanyola E y ello implicaba disponer de algún medio de locomoción. El archifamoso taxi de Joan Gracia y el auto de Jorge Albert fueron los elegidos. Por otra parte, el DIM B se marchaba de excursión a Badalona.
Después de un plácido viaje, nuestra expedición coincidió en el mesón con el Colón D al que, por poco, no acabamos pagándole la consumición.
Ya metidos en el ajo y después de consultar la alineación del equipo rival, se presagiaba un claro triunfo ya que la diferencia de ELO (y de edad, que equivale a experiencia) en cada tablero era entre sustancial y escandalosa. Tan claro estaba el asunto que Fernando González y Jorge Albert optaron por tomar las de Villadiego tras concluir sus respectivas partidas.
Desde mi privilegiada posición en el sexto tablero decir que apenas pude ver una miaja del resto de enfrentamientos, excepto la inesperada derrota de Joan Gracia. Y tampoco pude hacerme con las planillas, por lo que me tocará ser parco en los resúmenes.
En el tablero uno, Iván Pérez ganó sin problemas después de que su contrincante se dejase un peón, debilitase su enroque y, finalmente, jugase un buen rato con torre de menos.
En el tablero dos, Fernando González aprovechó su ventaja de pieza llegando incluso a coronar.
En el tablero tres, Jorge Albert llevó a buen término su ataque contra el centralizado rey contrario.
En el tablero cuatro, Antonio Pérez tampoco tuvo que esforzarse mucho con un rival que se dejó la dama.
En el tablero cinco, Joan Gracia dispuso de ligera ventaja material, pero se fue complicando él mismo, acabó regalando la calidad y ya no pudo ni aún forzar las tablas en el simplificado final.
Y en el tablero seis, Antonio Ríos consiguió pronto peón de ventaja y, pese a los intentos de su rival por embarullar la posición, obtuvo una clara victoria.
En cuanto al DIM B, sólo sé que empató a dos, con los triunfos de Enrique López y Joan Marc Turón y las derrotas de Joan Guinjoan y Carles Losada, aunque, viendo la floja alineación que presentó el Sant Josep D, tendrían que haber sido capaces de obtener mayor tajada.

Crónica de Antonio Ríos

Enlaces:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Club d'Escacs Diagonal Mar ofrece a sus lectores la posibilidad de comentar las noticias que se publican en nuestra web. El tono de los mensajes debe ser respetuoso. No se admitirán insultos ni faltas de respeto.