Crónica Liga Catalana ronda 5

Tras dos jornadas en las que la diosa Fortuna estuvo flirteando con nuestro queridísimo DIM, ésta decidió partir peras sin previo aviso y no vean ustedes el resultado... o también pudo haber sido que casi todos los jugadores se pusieran de acuerdo para joder la marrana al unísono... o también influyeron los efectos del cansancio en algunos de ellos debido a su debut en cierto torneíllo amistoso el día anterior... En fin, la cuestión es que el equipo escogió un mal momento para desviarse del buen camino y empezar a estropear el buen trabajo realizado hasta entonces. La buena noticia (si es que alguien esperaba alguna...) es la firme implicación de uno de los integrantes, que consintió jugar incluso con hipertermia (fiebre, para los no entendidos) y, aún así, obtuvo la victoria, mientras que otros disfrutan de esa gracia tan especial que les libra de los envites más complicados.
El EDAMI, desde luego, no estaba dispuesto a hacer ningún tipo de concesión y alineó un equipo con mucha juventud y bastante pródigo en ELO. Suficiente para que, después de la victoria de Joan Marc Turón, hiciera caer a uno tras otro de los nuestros. A última hora pudo medio salvarse también de la quema Fernando González. Luego, todos para casa y a esperar resultados.

En el tablero uno, Iván Pérez llegó a un final, tras una partida bastante igualada, en el que cometió algunas imprecisiones y su peón de torre a dos casillas de la coronación resultó un lastre decisivo.
En el tablero dos, Fernando González pasó una buena parte del encuentro con peón de menos, pero aún resultó bien librado en el final con una posición teórica de tablas. Sí, esa en la que el rey solo se enfrenta a un peón de torre y a un alfil de color opuesto al de la casilla de promoción.
En el tablero tres, Jorge Albert dispuso de superioridad aplastante de posición, pero realizó una entrega de caballo que se reveló como una ilusión óptica que le costó la pieza y la partida.
En el tablero cuatro, Antonio Pérez perdió un peón y después procuró simplificar para llegar a un final sin ninguna esperanza.
En el tablero cinco, Antonio Ríos conservó el peón del gambito de su rival hasta que decidió devolverlo con demasiados intereses para arruinar su posición.
Y en el tablero seis, Joan Marc Turón también se agregó al club de la inferioridad peonil, pero supo organizar un fuerte ataque contra el enroque contrario.
El DIM B fue la otra cara de la moneda y derrotó a domicilio al Hogar Castellano-leonés. Ganaron Joan Guinjoan, Felipe Cascales, Miquel Abelló y Carles Losada.

Crónica de Antonio Ríos

Enlaces:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Club d'Escacs Diagonal Mar ofrece a sus lectores la posibilidad de comentar las noticias que se publican en nuestra web. El tono de los mensajes debe ser respetuoso. No se admitirán insultos ni faltas de respeto.