Crónica del II Obert d'Escacs Actiu Diagonal Mar

En su cortísima existencia, el Obert Actiu Diagonal Mar ya ha conocido dos ubicaciones diferentes: si su nacimiento se produjo en "La Farinera" del Clot, este año siguió creciendo en el Casal de Gent Gran "Can Saladrigues" (que para quien no lo sepa, es también la sede del DIM). Esta última circunstancia favoreció enormemente los pesados trabajos de logística.
El número de participantes de la 2a. edición se situó en la cuarentena justa, entre bajas de última hora y la aparición de algún rezagadillo. Se vislumbraba, a priori, un torneo de bastante nivel, con la presencia de dos MC, Miquel Castells y Miquel Fernández-Díaz y de varios "repetidores" (del año pasado). También "repitió" el árbitro Carles Godesard y su "ayudante" Antonio Ríos que, para variar, tuvo que hacerle la mitad de la faena.
Como novedad destacable, se repartieron antes de cada ronda unos papelotes (mini-actas, según los entendidos) para que los jugadores anotasen el resultado correspondiente. Creo que sólo será necesario darle una miaja más de continuidad al invento para que alcance la categoría de panacea.
Asimismo se habilitó un proyector (con ligeros problemas de calenturas) que exhibía los emparejamientos y hasta, de vez en cuando, las clasificaciones. Desgraciadamente, el tamaño de la imagen era tan pequeño que los participantes se tenían que acercar en demasía a la mesa de operaciones, poniendo en peligro la integridad de la maquinaria. Incluso fue necesaria la colocación de un improvisado "quitamiedos".
Otro aspecto a tener en cuenta era la disponibilidad de un servicio de bar para el consecuente avituallamiento de los jugadores y/o sus acompañantes. Con un catering autosuficiente, el encargado del departamento, Primitivo Corral, no tuvo ningún problema para satisfacer los gustos más exigentes y bien pudo descubrir una vocación en su ya entrada senectud.
Y, finalmente, destacar también que Carles Godesard aprovechó el evento para montar un tenderete (digo lo de "tenderete" por decir algo) en el que promocionaba artículos de su firma, gozando de un éxito equiparable al de la manteca asada.
El torneo en sí discurrió entre los cauces de la deportividad, salvo algunas ilegales de turno, un cambio de colores entre dos jugadores, una incorrecta anotación de un resultado y un ligero enfrentamiento dialéctico entre un jugador y un miembro del público. En fin, todo normal.
Tras las ocho rondas de rigor se acabó proclamando campeón Antonio Serrate, del Centro Aragonés, quedó segundo Fernando González, del Diagonal Mar, y el tercer puesto fue para el MC Miquel Castells, del Barcelona UGA. Completaron el podio Ricard Nadal, del Comtal, y Ricard Llerins, del Sant Martí, cuarto y quinto, respectivamente. El premio de tramo 2000-2149 fue para Rafael Bru, del Colón, el de tramo 1850-1999 recayó en Jorge Albert, del Diagonal Mar, y el de tramo 1700-1849 se lo adjudicó Mario Sanz, del Paretana. El mejor jugador sub-10 fue Alex Ramón, del Ripollet, el premio de mejor sub-12 se lo llevó Sergi Riu, del EDAMI, el de mejor sub-14 recayó en Xavier Marzo, del Colón, y el de mejor sub-16 fue para Martí Alonso, de la Escola d'Escacs de BCN. El trofeo de mejor veterano tuvo su destinatario en Ramón Cobo, del Comtal. El mejor jugador local fue Carles Losada, y el mejor jugador del distrito de Sant Martí fue el MC Miquel Fernández-Díaz, del Sant Martí.
En la ceremonia de entrega de las veinticuatro copas, registrada digitalmente por multitud de dispositivos móviles, no se contó con la presencia de ningún representante del Consistorio pero, en su lugar, el "presi" de "Can Saladrigues", Sr. Joan Arumí, pronunció un escueto pero efectista discurso. Acto seguido, nuestro anfitrión acompañado de Iván Pérez de Villar y Antonio Ríos dio paso al reparto de trofeos. Traca final de aplausos y todos invitados a la próxima edición.

Crónica de Antonio Ríos

Enlaces:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Club d'Escacs Diagonal Mar ofrece a sus lectores la posibilidad de comentar las noticias que se publican en nuestra web. El tono de los mensajes debe ser respetuoso. No se admitirán insultos ni faltas de respeto.