Pages

VI Social Diagonal Mar: crónica ronda 3

No cabe duda que esta jornada ha sido todo un despilfarro de ordinales (no confundir con "orinales") porque es la tercera ronda comenzando por el principio, es la cuarta si comenzamos por el final, es la primera de este año y es la segunda en la que no hay ningún jugador desemparejado. No se puede pedir más.
El año nuevo no ha podido comenzar mejor para Fernando González, por lo menos en lo que a este Social se refiere, ya que su victoria ante Iván Pérez unida al sorprendente pinchazo de Rafael Bru le permiten auparse al liderato en solitario.
A medida que pasan las semanas, el campeonato va ganando en interés, como así lo demuestra el incremento constante de espectadores. Incluso se perciben algunos destellos de juventud entre tan abrumadora veteranía.

En el tablero uno, Fernando González supo contrarrestar la fuerza del alfil negro en fianchetto pasando a una variante poco conocida del peón de dama. Su mayor iniciativa en el flanco de la misma le proporcionó, además, un par de peones de ventaja. Si a todo esto le sumamos la pareja de alfiles, resulta que Iván Pérez y sus conocidos apuros de tiempo tuvieron que capear el temporal de la mejor manera posible hasta que vieron que caía inexorablemente un caballo.

En el tablero dos, partida siciliana bastante trabada entre Antonio Pérez y Rafael Bru. La cosa se empezó a decantar del lado del blanco cuando éste logró un peón pasado exterior. Rafael anduvo flirteando en exceso con los apuros de tiempo y eso no le ayudó precisamente a la hora de jugar el correspondiente final de alfil contra caballo.

En el tablero tres, Primitivo Corral volvió por sus fueros velocistas y de abuso de dama, y así Jorge Albert sólo tuvo que ir recogiendo todo el material que el blanco se dejaba por el camino, incluída la referida pieza mayor.

En el tablero cuatro, partida Bird muy rica en pifias bilaterales entre Andrés Hinarejos y Antonio Torralba. El blanco primeramente perdió un alfil que su rival no tardó más de dos jugadas en reembolsárselo, y, tras una tímida persecución del segundo jugador a la torre blanca, finalmente éste se dejó cazar su homóloga después de una descubierta.

En el tablero cinco, una decisiva pérdida de tiempo en la apertura por parte de Fernando Ortiz bastó a Antonio Ríos para obtener sustanciosa ventaja material. Posteriormente, el blanco decidió ceder parte de su botín para llegar a un final sin esperanzas para su oponente.

Y en el tablero seis, Joan Guinjoan se apuntó su primer punto (valga la redundancia) a costa de un incomparecido José Manuel Fernández.

Seguiremos informando.

Crónica de Antonio Ríos

Enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Club d'Escacs Diagonal Mar ofrece a sus lectores la posibilidad de comentar las noticias que se publican en nuestra web. El tono de los mensajes debe ser respetuoso. No se admitirán insultos ni faltas de respeto.