Pages

VII Social Diagonal Mar: crónica ronda 2

Tras los dos primeros envites, se colocan tres jugadores con el pleno en su casillero: Iván Pérez, Joaquim Peris y Carlos Albert, perseguidos por una marabunta de participantes con la mitad de puntos posibles, incluídos Jorge Albert y Fernando González que pueden arrepentirse de haber obviado esta ronda. Mientras tanto, Carles Losada, Robert Ginabreda y Gustav Andersson continúan "vírgenes" en nuestro torneo.
Y como todos los parroquianos se portan muy bien últimamente y no la lían, y de público no viene aquí ni Dios, a mi me toca buscar los protagonistas por otros derroteros. En fin, tendrá que ser la cafetera, de nuevo, la que diga algo y se queje de que es cada vez más parca en menús, lo que conlleva que si alguien quisiera degustar un café solo, la opción más viable sería la de abandonar la sala.
En el tablero uno, Iván Pérez se impuso a un Antonio Ríos que llegó el último y que jugó a un ritmo más propio de nuestro amigo Primitivo, con las consecuentes pérdidas de material por el camino.
En el tablero dos, Joan Marc Turón pagó muy caras las debilidades en su estructura de peones hasta llegar a un final sin esperanzas contra Joaquim Peris.
En el tablero tres, Antonio Pérez hizo gala de su habitual falta de plan pero, en esta ocasión, fue extrañamente generoso al regalar un peón a Carlos Albert, para luego acabar con casi todas sus piezas en la primera fila.
En el tablero cuatro, la partida de "Oscars" bien pudo resultar merecedora de alguna estatuilla ya que los tocayos contendientes lucharon intensamente hasta el fin y la victoria podría haberse decantado por cualquier bando.
En el tablero cinco, Antonio Torralba y Sergio Grandell decidieron abortar la lucha en una posición en la que se podría haber jugado un poco más, ya que el blanco disponía de ligerilla ventaja contra un alfil negro algo torpe.
En el tablero seis, Primitivo volvió a lucir la mejor de sus sonrisas porque uno de los caballos de Carles Losada terminó, literalmente, en el Corral.
En el tablero siete, Robert Ginabreda y Manuel Vicente nos privaron de disfrutar con los sutiles golpes tácticos que ofrecía la partida hasta que, como colofón, el blanco descuidó su dama.
Y en el tablero ocho, Joan Guinjoan aprovechó la ventaja de coronar primero para imponerse a Gustav Andersson.
La semana que viene, más.

Crónica de Antonio Ríos

Enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Club d'Escacs Diagonal Mar ofrece a sus lectores la posibilidad de comentar las noticias que se publican en nuestra web. El tono de los mensajes debe ser respetuoso. No se admitirán insultos ni faltas de respeto.