Liga Catalana 2016: crónica ronda 7

"Había una vez un club de ajedrez que era muy pequeñito, pequeñito porque tenía muy poquitos jugadores. Y entonces vino otro club de ajedrez que era muy grande, grande, porque tenía muchos jugadores y que además vivía muy cerca de él. Y no tuvo piedad y le ganó. Y entonces, el club pequeñito, pequeñito, se puso muy triste y perdió su última ronda con otro club pequeñito de las Ramblas. Y, al final, otro club grande le jodió el puto ascenso y no fueron todos felices ni comieron perdices porque estaban caducadas..." Mira, ya está bien de tanta mariconada porque esto no es ningún cuento. Porque incluso con una derrota frente al Sant Martí C se hubiera podido subir de todas maneras. Y, a pesar de las bajas, léase Alejandro Caparrós y Antonio Pérez de Villar, el DIM siempre presenta un equipo competitivo y capaz de ganar hasta al mismísimo... bueno, no sé. La cuestión es que nuestros jugadores quizás se presentaron relajados en exceso y la pareja de Antonios comenzaban fatal, dejándose los dos primeros puntos. Por suerte, Joan Marc Turón, esta vez sí, arreglaba un pelín el desaguisado. Poco más tarde Fernando González e Iván Pérez desequilibraban la balanza a nuestro favor. Oscar González mantenía las distancias. Lamentablemente, Carlos Albert, con escaso tiempo de reloj, malograba una ventaja de peón, quedando con pieza de menos. Tablas en el simultáneo y a esperar a la última partida.
Y, desde luego, la postrera contienda también tenía pinta de acabar en empate ya que se trataba de un final con pocas piezas. Teniendo en cuenta, además, que el jugador visitante Lluís Casas era un especialista consumado en resultados pacíficos, lo más lógico era pensar en una igualada...
Pero he aquí que al delegado rival no le apetecía mucho un 4-4 y que Jorge Albert pretendía sacar petróleo de donde no había y a punto estuvo de incendiársele la refinería. Menos mal que los extintores funcionaron y enfriaron el ambiente llegándose a un desenlace tranquilo.
El fin (o el inicio, según se mire) de fiesta lo puso el empate del Tres Peons F, que nos aseguraba el ascenso y colorín, colorado, este cuento se ha acabado o, mejor dicho, no ha hecho más que comenzar.

Crónica de Antonio Ríos

Club d'Escacs Diagonal Mar no necesariamente comparte, ni se hace responsable de las informaciones y opiniones reflejadas en los artículos y noticias que pudieran estar aquí recogidos, ni garantiza la veracidad o exactitud de los contenidos.

Enlace:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Club d'Escacs Diagonal Mar ofrece a sus lectores la posibilidad de comentar las noticias que se publican en nuestra web. El tono de los mensajes debe ser respetuoso. No se admitirán insultos ni faltas de respeto.